La soledad pintada

Source: google.es via Pedro on Pinterest

Hopper ha expresado como nadie los paisajes emocionales de la modernidad. Sobrecogen la profunda soledad, el aislamiento, la incomunicación que destilan sus cuadros. Me impresiona ver esa habitación tan impersonal y despojada de todo elemento humanizador y a esa mujer sentada, sola, infinitamente sola. En muchas visitas domiciliarias a personas mayores, he tenido la ocasión de sentir este mismo desasosiego que me producen los cuadros de Hopper, de comprobar el efecto devastador de la soledad en el rostro y el ánimo de esos hombres y mujeres que después de una vida cuidando, reconfortando, ayudando, trabajando, son abandonados emocionalmente. Si, aunque esos salones en los que me reciben,limpios, humildes, detenidos en el tiempo, estén poblados de fotografías de tiempos mejores, de bodas y primeras comuniones, de recuerdos y regalos, están tan vacíos de vida como la habitación del cuadro. Me gusta dedicarles un tiempo a estas visitas, escuchar y preguntar por cómo se sienten, por que vida hacen, por la familia, por el futuro.Tengo la impresión de que así, colaboro a humanizar la habitación de esa mujer del cuadro de Hopper a la que solo le queda el sol de la mañana .

Anuncios