LA PALABRA

Desde hace años atiendo a una mujer que me parece un ejemplo de dignidad y coraje. Asediada por múltiples problemas de todo tipo, (económicos, de vivienda, de salud), con varios hijos en prisión y alguno de ellos, con problemas derivados del consumo de tóxicos, cuida además, de un nieto de poca edad. Ha peleado todas y cada una de las sentencias condenatorias de sus hijos, cada uno de sus permisos,y cada una de las recaídas. Ha visitado todas las instituciones imaginables (políticas, sociales, penitenciarías) y se ha entrevistado con decenas de profesionales de los diferentes ámbitos administrativos. Es pura vitalidad y lucha y dice que sólo me visita cuando la desbordan las preocupaciones. Ayer vino a verme y me dijo dos cosas que me impresionaron/emocionaron y que por eso quiero compartir. La primera «los hijos nunca tienen edad para una madre» dando a entender que el respeto debido a una madre no debe perderse así tengas treinta, cuarenta o cincuenta años y la segunda «les he dicho a mis hijos que hay que usar adecuadamente las palabras, que estén donde estén, si no entienden una, vayan corriendo al diccionario: las palabras son la vida». Y es que ella sabe muy bien el alcance, valor, peso, significado, sentido y trascendencia de palabras como libertad, soledad, cárcel, desesperación, hambre, enfermedad, droga, escucha, justicia, palabras que forman parte de su cotidianidad, de su micro universo semántico, de sus conversaciones y preocupaciones.
A mi me asombra que una mujer con tantos problemas, sin estudios y con una vida muy alejada de los ámbitos de formación enarbole la palabra como bandera. Esto sí que es poesía, un ejemplo de ética y estética. Es un privilegio atender y escuchar a personas como ésta que, al menos a mi, me hacen preguntarme y reflexionar por la posición que como profesionales debemos adoptar y por los estilos de relación que cocreamos: se puede aprender tanto de las personas que atendemos si nos relajamos y escuchamos, sin dirigir sus vidas, respetando sus acciones, conversando.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

3 comentarios

  1. Belén

     /  mayo 9, 2013

    Opino igual, Pedro…

    Responder
  2. Gracias por compartirlo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: